Cultura… más cultura

¡Prensa vendida!

La relación perversa entre los dueños de la prensa y el gobierno, afecta a los verdaderos periodistas, pues son estos las víctimas de los ataques tanto del propio poder, como de la delincuencia organizada.